ELEFANTE ASIÁTICO

ELEFANTE ASIÁTICO (ELEPHAS MAXIMUS)

El elefante es el animal terrestre más grande del planeta, aunque el elefante asiático es ligeramente más pequeño que el elefante africano, al igual que sus orejas. Las orejas de los elefantes irradian calor para ayudar a refrescarse, aunque a veces no es suficiente. A los elefantes les encanta el agua, y disfrutan duchándose. Para ello, absorben agua con la trompa y se la rocían encima.

Su trompa, que contiene alrededor de 100,000 músculos y una protuberancia parecida a un dedo (Los elefantes africanos tienen dos.), le sirve como apoyo para realizar sus múltiples actividades diarias, por lo que es una de las partes más importantes en la anatomía de los elefantes.

Los elefantes usan los colmillos para cavar en busca de raíces y agua, arrancar la corteza de los árboles e incluso luchar entre ellos. Por desgracia, su marfil les ha dado muchos problemas. Al ser tan valioso para algunos humanos, muchos elefantes han sido abatidos para conseguir sus colmillos. En la actualidad este comercio es ilegal, pero no ha desaparecido del todo.

Viven en una sociedad matriarcal de estructura muy compleja, dirigida siempre por la hembra más vieja y por lo general estéril, que tiene a su cargo a las hembras adultas y crías menores de 14 años, a quienes no duda en proteger de todo peligro.

A comparación de los elefantes africanos, las hembras no poseen colmillos. Los machos los utilizan mayormente para cavar en busca de raíces y arrancar las cortezas de los árboles, aunque también les sirven durante las batallas en temporadas de reproducción.

La piel gruesa y seca de estos mamíferos está cubierta de escaso pelo y puede variar entre tonalidades grises y marrones.

MAPA DISTRIBUCIÓN ELEFANTE ASIÁTICO, La Reserva Del Castillo De Las Guardias

PESO: 2000 a 5400 kg

ALTURA: 2 a 3 m

ALIMETACIÓN: herbívoros

PERÍODO DE GESTACIÓN: 22 meses, una cría

HABITAT: llanuras

REPRODUCCIÓN: vivíparo

LONGEVIDAD: 50 años

ESTADO DE CONSERVACIÓN: en peligro de extinción (EN)